Importacion coches ocasion y coches segunda mano Alemania. Ciberacción: Porsche contamina

Coches Alemania. Importacion coches Alemania y coches importacion Belgica
Coches Alemania. Importacion coches Alemania y coches Belgica

Foro importacion coches Alemania, diccionario noticias importacion coches, relatos sobre importacion, etc.

CIBERACIÓN: PORSCHE CONTAMINA

Fecha noticia: 8/05/08

El transporte es el sector que más ha incrementado sus emisiones de CO2 desde 1990. Nos referimos a un incremento del 85% en el Estado español, y a más de un 32% en Europa. Es, de hecho, el sector que más hace peligrar el cumplimiento de los objetivos de Kioto a nivel europeo.

De estas emisiones, más del 50% proceden de los automóviles de uso privado. Podemos afirmar sin peligro a equivocarnos que "el coche es uno de los principales causantes del cambio climático".

Pero no todos los coches son iguales. Los rangos de emisión de los automóviles varían desde los 100 gramos de CO2 emitido por kilómetro recorrido, hasta más de 300. La cantidad de CO2 emitido depende de la cantidad de combustible consumido, y ésta de la potencia y masa del vehículo. Cuanto más potentes y/o pesados, más cantidad de CO2 emitirán.

Por esto mismo, la Unión Europea está actualmente trabajando en una futura legislación que obligue fabricar coches que no emitan más de un determinado nivel (120-130 g/km) para frenar las emisiones del transporte.

Pero las emisiones totales debidas al transporte no sólo son debidas al tipo de vehículo empleado, sino también al tipo de transporte que se fomenta con la ordenación territorial. Así, durante cerca de cuarenta años el transporte y el desarrollo urbano han pivotado a favor del automóvil privado, en detrimento de otros medios de transporte socialmente más eficientes: transporte público, trayectos a pie o en bicicleta. El resultado ha sido una pérdida muy considerable de la calidad de vida en nuestras áreas urbanas.

El elevado grado de insostenibilidad en el transporte y en la calidad de vida que muchas ciudades sufren por este tipo de movilidad que abusa del automóvil privado, ha llevado a muchas de ellas a implantar medidas que desincentiven el empleo del automóvil y fomenten el empleo de otros medios o sistemas de transporte socialmente más eficientes. Medidas, en la mayoría de los casos, insuficientes, pero importantes porque marcan un cambio de concepto en la movilidad y un punto de inflexión.

Un ejemplo de este tipo de ciudad lo constituye Londres. Una ciudad pionera en la implantación de un peaje de acceso al centro de la ciudad. Londres es también ejemplo de un alcalde, Ken Livingstone, que tuvo la valentía de implantar una medida que, a pesar del rechazo inicial encontrado, con el tiempo ha sido ampliamente aceptada por los beneficios demostrados en la disminución de los atascos, en la mejora de la calidad del aire y en la habitabilidad de Londres. Keng Livingstone fue reelegido como alcalde Londres y debería servir de ejemplo de otros alcaldes que, escudándose en la opinión pública, no tienen el coraje de implantar medidas urgentes y necesarias, de éxito más que demostrado.

El último paso dado por Londres, ha sido el de incrementar el peaje de los vehículos más contaminantes: los que emiten por encima de los 225 g/km pagaran tres veces más, y quedan exentos los coches menos contaminantes. De este modo, además. se frenarán las emisiones de CO2, junto con los niveles de contaminación que estaban creciendo. Una medida justa que no hace sino que paguen más aquellos que más contaminan, y con el objetivo, como el mismo Keng Livingstone explica, de: "favorecer el uso de vehículos más limpios y transporte público y asegurarse de que aquellos que deciden seguir conduciendo los coches más contaminantes ayuden a pagar el daño que causan".

Entre los coches perjudicados por este medida se encuentran los coches de lujo, los todoterrenos grandes, vehículos de gran cilindrada... y los coches de la marca Porsche.

La reacción de Porsche, que no se ha hecho esperar, ha sido la de anunciar que emprenderá medidas legales contra la iniciativa del alcalde si éste no reconsidera sus planes. En caso de que el litigio llegue a los tribunales, un juez podría aplazar, modificar e incluso rechazar la propuesta.

Porsche, una marca de coches claramente elitista y contaminante, intenta de esta forma deslegitimar una medida con demostrados beneficios en la salud de todos los londinenses.

No sólo eso, sino que Porsche, cuyos vehículos no emiten menos de 220 y muchos superan los 350 g/km, está también presionando para conseguir que la legislación europea sobre emisiones de coches sea lo más laxa y lejana posible.

Por estas razones, y porque pensamos que el caso de Londres puede repetirse en cualquier otra ciudad que decida tomar medidas directas contra los coches más contaminantes, creemos necesario mostrar nuestro apoyo a los londinenses.y nuestro rechazo al comportamiento de Porsche.

Fuente noticia: ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

 

Saltar pie1

Mapa del sitio, quienes somos, contacto...